Malta asume desde este mes de enero la presidencia del Consejo de la UNión Europea, por lo que será responable de organizar las reuniones del Consejo así como de intervenir a la hora de resolver dificultades políticas de negociación entre los estados miembros. Malta ocupará el cargo hasta el 30 de junio, culminando el periodo de presidencias del trío que forma con Holanda y Eslovaquia.

Entre las prioridades de la nueva presidencia maltesa en los ámbitos de actuación de la UE hay temas de inmigración (distribución entre los estados miembros de una forma más justa); mercado único digital y energético; reforzar la seguridad; avanzar en la igualdad de género y en los derechos de las minorías; colaborar con los países del Sur inmersos en situaciones de inestabilidad política , y trabajar para que los mares de Europa sigan siendo competitivos, en un sector económico en crecimiento.


El servicio de Relaciones Europeas e Internacionales del Ayuntamiento de Terrassa ha organizado hoy una sesión informativa para regidores y técnicos del consistorio para compartir aquellas convocatorias y programas europeos que puedan representar oportunidades para la ciudad. Treinta personas han asistido a la presentación, que ha puesto su énfasis en los siguientes proyectos:

  1. INTERREG SUDOE

Promueve la cooperación transnacional para resolver problemas comunes en el sudoeste de Europa, como la baja inversión en investigación y desarrollo, la baja competitividad de las pimes y la exposición al cambio climático y a riesgos ambientales.

  1. URBACT

Seleccionar buenas prácticas de desarrollo urbano a escala europea para compartirlas y reproducirlas. Prácticas relacionadas con temas como el cambio climático y demográfico, el paro y la pobreza urbana. Las prácticas deben reflejar una situación común y posibles propuestas de mejora, adaptables a diferentes realidades locales.

  1. UIA (URBAN INNOVATIVE ACTIONS)

Desarrollar proyectos vinculados a tres grandes áreas temáticas: economía circular, movilidad urbana e integración de personas refugiadas e immigrantes.

  1. ERASMUS+ DEPORTES

Promover programas transfronterizos vinculados al deporte. Algunos ejemplos pueden ser la integridad en el deporte (dopaje, violencia, discriminación,…), promover el voluntariado, inclusión social, igualdad de oportunidades, tener en cuenta el deporte como agente de salud, implementar formación y módulos de aprendizaje.

  1. CULTURA CREATIVA

Proteger, desarrollar y promover la diversidad cultural y lingüística europea, así como el patrimonio cultural. Propuestas del sector audiovisual (competencias, redes con tecnología digital, coproducciones, intercambio entre empresas para aumentar visibilidad de proyectos en mercados de la Unión Europea, actos, festivales, estrategia de marca,…) y cultural (promocionar giras, exposiciones y festivales; circulación de literatura, y estimular el interés de la audiencia en obras culturales europeas).

  1. EUROPA CON LA CIUDADANÍA

Impulsar la participación activa de los ciudadanos en la vida democrática de la UE, promoviendo valores fundamentales y el conocimiento de la historia compartida y la diversidad de Europa. Proyectos vinculados a memoria histórica (transición democrática, hechos históricos que cumplen cien centenarios,…) o sobre compromiso democrático y participación ciudadana (debatir el euroescepticismo, la solidaridad en tiempos de crisis, combatir la estigmatización de los immigrantes, el diálogo intercultural,…)


Lluís Muncunill, gran arquitecto de referencia en la historia de Terrassa, expresó la idea que “en la figura humana no existe la línea recta, ni la superficie plana, ni siquiera el arco en redondo, y sí suaves curvas en armonía con las funciones que debe vivir cada órgano. Las líneas rectas y los ángulos son duros y áridos, mientra que las curvas representan la flexibilidad y la dulzura. En resumen: la vida”. Partiendo de esta metáfora de Muncunill, el Ayuntamiento de Terrassa quiere fomentar la innovación en todos los ámbitos de la sociedad, por lo que decidió crear los Premios Muncunill a la Innovación. El próximo día 9 de febrero de 2017, a las seis de la tarde, el Teatre Principal acogerá la entrega de la primera edición de los premios. 

El premio cuenta con dos categorías. Una, al Mejor Innovador/a del año en el ámbito local. Y la otra, al Mejor Innovador/a en el sector empresa de todo el Estado español.

El acto contará con la presencia del alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, así como de representantes de los gobiernos catalán y español. El fisioterapeuta Xevi Verdaguer ofrecerá una conferencia sobre salud emocional y alimentación, mientras en la Sala Muncunill también se podrá visitar una exposición de la diseñadora Ana Taratiel, creadora del galardón de los Premios Muncunill. La entrada es libre, pero es imprescindible una inscripción previa al correo electrónico premismuncunill@terrassa.cat.


La incidencia en el ámbito internacional desde el mundo local es una realidad cada vez más palpable. El Ayuntamiento de Terrassa estuvo representado, a través de su Servicio de Relaciones Europeas e Internacionales, en una jornada formativa que el pasado mes de diciembre impulsó el CIDOB (Centro de Estudios y Documentación Internacional  de Barcelona) junto a la AMB (Área Metropolitana de Barcelona). La jornada debatió sobre tendencias y propuestas internacionales des del mundo local, con el objetivo de informar y debatir sobre líneas de trabajo actuales del ámbito internacional vistas desde la perspectiva de los municipios.

El director del Área de Internacional y Cooperación, Oriol Illa, abrió una jornada que contó con la participación de expertos e investigadores del CIDOB como Anna Ayuso, que expuso los vínculos entre el pacto de Amsterdam sobre la agenda urbana europea y la agenda post-Habitat III, además de los retos e implicaciones que tendrá para los gobiernos locales.

Otros temas que se trataron fueron las consecuencias del cambio climático para la agenda de las ciudades; como la conflictividad afecta a las ciudades del Mediterráneo, y la falta de coordinación entre las políticas estatales y locales sobre la acogida de personas refugiadas. Las políticas de asilo son competencia estatal, pero se acaba llevando a la práctica a nivel local.