Malta asume desde este mes de enero la presidencia del Consejo de la UNión Europea, por lo que será responable de organizar las reuniones del Consejo así como de intervenir a la hora de resolver dificultades políticas de negociación entre los estados miembros. Malta ocupará el cargo hasta el 30 de junio, culminando el periodo de presidencias del trío que forma con Holanda y Eslovaquia.

Entre las prioridades de la nueva presidencia maltesa en los ámbitos de actuación de la UE hay temas de inmigración (distribución entre los estados miembros de una forma más justa); mercado único digital y energético; reforzar la seguridad; avanzar en la igualdad de género y en los derechos de las minorías; colaborar con los países del Sur inmersos en situaciones de inestabilidad política , y trabajar para que los mares de Europa sigan siendo competitivos, en un sector económico en crecimiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *