“El TTIP, de hecho, no existe, ya que todavía se está trabajando”. Así comenzó ayer el jefe de comunicación de la Comisión Europea en Barcelona, ​​Mark Jeffery, su presentación en Terrassa de un debate sobre el tratado de libre comercio que, desde 2013, negocian la Unión Europea y los Estados Unidos. El acto estaba organizado por el Ayuntamiento de Terrassa a través de los servicios de Relaciones Europeas y el de Desarrollo Económico, recogiendo una propuesta de resolución presentada al pleno por los grupos municipales TeC, ERC-MES y CUP para que la ciudadanía cuente con más elementos para entender un tema tan complicado. El teniente de alcalde de Desarrollo Económico, Industria y Empleo, Miquel Sàmper resaltó la necesidad de “explicar el estado actual de la cuestión y su posible desarrollo futuro”.
El Vapor Universitari, pues, acogió la conferencia-debate, que sirvió para poner sobre la mesa puntos a favor y en contra del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (conocido como TTIP por sus siglas en inglés). Jeffery defendió que “sin exportaciones la crisis sería aún peor. Si estamos saliendo de la crisis es porque exportamos”, además de señalar que 30 millones de puestos de trabajo en la Unión Europea dependen de este comercio internacional. Según Jeffery, de origen inglés pero instalado en Cataluña desde hace años, “hay que respetamos las diferencias pero potenciamos el comercio” y explicó que los esfuerzos en las negociaciones pasan por mejorar temas como la sostenibilidad (con normas sobre el medio ambiente que se están recogiendo), la protección de las inversiones o evitar la competencia desleal. Por ello, cree que hay que eliminar algunos obstáculos burocráticos y directos pero “manteniendo unos estándares de calidad”.
Una segunda parte del acto fue el debate que se estableció entre los asistentes y Jeffery. Una de las dudas que surgieron en la conversación fue sobre la poca transparencia que hay en el proceso, especialmente desde los Estados Unidos, y el riesgo de que las multinacionales saquen más beneficio que las pymes de todo. Jeffery señaló que las pequeñas empresas también podrán beneficiarse del TTIP, ya que “sabrán dónde encontrar las licitaciones”, además de indicar que “en EEUU también hay un fuerte tejido de pymes, por lo que también les interesa que haya un capital específico para su participación”.
Jeffery explicó que puede que el TTIP no prospere, ya que “al final, será una decisión política”, pero puso sobre la mesa cuáles cree que son las alternativas: La primera, “no hacer nada”, pero así considera que continuarán habiendo obstáculos “como aranceles, burocracia y barreras para nuevas normativas”, mientras en muchas zonas del mundo “ya hay acuerdos bilaterales que hacen que seamos menos competitivos desde Europa”. La segunda, mantener 28 políticas comerciales nacionales (una por cada Estado miembro), pero detalló que, de hecho, la Comisión Europea puede hacer propuestas que, al final, deben ser aprobadas democráticamente por 28. Otras alternativas pasarían por una política comercial europea e incluso por una de mundial. Esta última, “poco probable, aunque sería la más justa, ya que podría tener en cuenta las realidades de todos los países, ya sean más o menos desarrollados”.
El teniente de alcalde de Cultura, Innovación y Proyección de la Ciudad, Amadeu
Aguado, cerró el acto señalando la necesidad de contar con foros como este para “dar una visión del estado actual del tratado, ya que hace cuatro años que se está negociando y su final aún es incierto “. Aguado recordó que, como grupo municipal, el PSC “está en contra del TTIP”, aunque también señaló que algunas dudas generadas en un principio sí es cierto que se están debatiendo e incorporando a las negociaciones, como ahora la posibilidad de que las pymes puedan seguir siendo competitivas. El teniente de alcalde expuso cuestiones que todavía hay que mejorar, como las que hacen referencia a la propiedad intelectual, la circulación de transgénicos o la apertura de sectores públicos a empresas privadas.

Noticia en Canal Terrassa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *