En muchas ciudades catalanas se están realizando cambios en la movilidad interna de la Ciudad para mejorar la calidad ambiental y acústica. Un ejemplo bien conocido para todo el mundo es la creación de la zona de bajas emisiones de Barcelona. Pero, ¿sabías que en nuestra ciudad hay un proyecto para crear una zona de bajas emisiones o de atmósfera protegida? ¿Qué quiere decir y que implica la creación de esta zona?

Actualmente, las áreas urbanas están densamente pobladas y presentan una alta contaminación ambiental y acústica debido, sobre todo, a la circulación de vehículos dentro de la Ciudad. Según los datos publicados en la web de la Revolución Verde del Ayuntamiento de Terrassa, el 50% el aire que respiramos presenta un límite de contaminación por encima de los límites aceptables. Estos datos se pueden consultar en la siguiente página “Adiós humo y ruido” . La Revolución Verde de Terrassa es el nombre que recibe el nuevo modelo de Ciudad para una mejorar la movilidad y calidad de vida de la ciudadanía.

Este modelo, tal y como se establece en el Plan de Movilidad Urbana sostenible 201-21 y el Plan de Mejora de la Calidad del aire 2015-20 , no solo implica la creación de una zona de bajas emisiones, sino que habrá modificaciones en las calles para equilibrar el espacio público entre peatones, bicicletas y transporte público para favorecer el cambio de dinámica de la movilidad de los ciudadanos en nuestra ciudad.

Estos cambios, se iniciaron el pasado 2019 y continuarán a lo largo de este 2020. Uno de esos ha sido el cambio de circulación de la calle Portal Nou (Fig. 1).

 

Figura 1. Cambio de sentido de circulación de la calle Portal Nou. Fuente: Imagen extraída del documento publicado en la web Revolución Verde del Ayuntamiento de Terrrassa.

Gracias al análisis de los datos recogidos por los sensores de ruido ubicados en la misma calle y comparándolos con fechas anteriores del cambio, se detectó que había habido una disminución de casi un 3% de ruido respecto datos anteriores (Fig. 2).

Figura 2. Comparativa del ruido después del cambio respecto el generado durante la semana y el año anterior. Fuente: Datos extraídos del análisis de los datos captados por el sensor. Ayuntamiento de Terrassa.

Si observamos el grafico:

  • Color azul vivo: corresponde a los datos obtenidos durante la semana anterior al cambio de sentido de la circulación.
  • Color azul apagado: corresponde al ruido generado durante la semana siguiente al cambio.

Podemos observar que el cambio de sentido ha favorecido a la mejora del nivel acústico, disminuyendo el ruido casi 5 veces respeto la semana anterior (recordad que le nivel de ruido tiene una escala logarítmica y, podéis consultar el artículo “Medición del nivel de ruido” para saber más). También podemos percibir que el nivel de ruido captado es homogéneo a lo largo de los días sin que se aprecie una diferencia en la circulación durante el sábado y el domingo.

Las gráficas de color rojo vivo y apagado tienen la misma configuración que las de color azul para el año anterior (rojo vivo para la semana posterior al cambio y rojo apagado para la anterior).

Al implementar los cambios previstos en la Revolución Verde, esperamos generar una atmósfera protegida donde la ciudadanía pueda disfrutar de una mejor calidad del aire y, gracias al análisis de los datos captados mediante sensores y estaciones meteorológicas distribuidos en la Ciudad, pueden confirmar que el objetivo marcado se va cumpliendo.

 

Referencias Bibliográficas:

Categorías: General

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *