La COVID-19 ha puesto de manifiesto que las zonas urbanas se han convertido en el frente de batalla por su alta concentración de habitantes e interrelaciones entre ellos. Estos dos factores han hecho que las ciudades sean especialmente vulnerables a esta pandemia.

En este escenario hay que dar una respuesta a la crisis, de manera adecuada, para así continuar con la recuperación y la reconstrucción del estado del bienestar. En este escenario juegan un papel muy importante las autoridades locales, los cuales se convierten en los agentes de respuesta de primera línea.

En la situación actual, hay un concepto que cada vez toma más importancia: la resiliencia urbana, el cual se define como “la capacidad de una ciudad para prever las amenazas, absorber los impactos, responder a las crisis, recuperarse y aprender de la experiencia.”

Terrasa Preparada y Resiliente nace con la visión de convertir Terrassa en una ciudad resiliente, previendo las amenazas, afrontando los retos y superando los impactos, sin dejar a nadie atrás.

Su misión es la de formar a la organización municipal, ciudadanos, empresas y entidades que operan en Terrassa para que estén preparadas para afrontar futuras crisis, recuperarse rápidamente y aprender de ellas.

Para ello es necesario una efectiva colaboración entre los diferentes agentes implicados en la gestión resiliente de la ciudad, promover entre ellos el desarrollo y la adopción de las mejores estrategias, medidas, metodologías y tecnologías que contribuyan a la mejora de la resiliencia urbana de Terrassa de manera global.

Y todo este proceso con el objetivo de salvaguardar la seguridad, el bienestar y la calidad de vida, mediante una gestión de los servicios públicos como una red interconectada e interdependiente.

C:\Users\felix\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\UPC.JPEG

En el marco de la Comisión Europea, la ciudad hizo equipo con la UPC y la CECOT para presentar su visión de ciudad dentro del Intelligence Cities Challenge (ICC), logrando que su candidatura fuera aceptada. De este modo Terrassa recibirá asesoramiento de expertos durante dos años y medio para poder preparar la transformación necesaria que nos permitirá afrontar los nuevos retos que nos depara el futuro.

El ICC es una iniciativa de la Comisión Europea que reúne más de 100 ciudades para conseguir un crecimiento inteligente, socialmente responsable y sostenible gracias al uso de tecnologías avanzadas.

Quizás nos preguntamos de qué manera la tecnología puede ser un factor determinante para reforzar la resiliencia de una ciudad. Sin embargo, en esta crisis sanitaria, tenemos varios de los mejores ejemplos: muchas empresas han podido seguir con sus actividades gracias a la interacción de sus trabajadores vía telemática (videoconferencias con Skype, Teams, Zoom, y otros); también aquellos ayuntamientos que han apostado por la digitalización de sus servicios han podido seguir apoyando a la ciudadanía.

Uno de los retos del ICC es conseguir que las ciudades se conviertan en el motor de la recuperación económica, que creen nuevas oportunidades comerciales, que mejoren la sostenibilidad, y que sean capaces de recuperar sus industrias y PYMEs; y para ello es fundamental acometer la transformación digital como clave transversal para la consecución de todos estos objetivos.

Con la participación de Terrassa en esta iniciativa y mediante un proceso colaborativo de ciudad en la que se impliquen los diferentes agentes relevantes de nuestro municipio, se pretende:

• Promover la salud y el bienestar de los ciudadanos.
• Aumentar la resiliencia urbana con respecto a la resiliencia climática, así como a la gestión de emergencias y desastres.
• Mejorar y promover la participación ciudadana, la conectividad y la comunidad.
• Incrementar el tejido empresarial de la ciudad en relación a startups, PYMEs y empresas innovadoras en economía social y colaborativa.

esp

Como parte de este proceso colaborativo, el día 20 de enero de 2021, tuvo lugar un primer taller en el que han participado un gran número de representantes de entidades clave en nuestra ciudad, que debido a las restricciones impuestas por COVID-19, y como medida de protección, se ideó y realizó de forma telemática, a fin de tratar sobre dos asuntos clave: 

• Identificar las debilidades y fortalezas de nuestro municipio, las amenazas a las que podemos estar expuestos y las oportunidades que se nos presentan.  

• Reflexionar y discutir sobre el futuro de nuestra ciudad, y pensar cómo queremos que sea, de manera ideal, dentro de cinco años. 

De esta forma, sabiendo cuál es nuestro punto de partida y donde queremos llegar, se podrán definir posteriormente las acciones que se deben tomar para convertir este futuro probable en realidad. 

Esta primera sesión, tuvo su continuación en el taller del día 27 de enero de 2021, también vía telemática, donde aún participaron más personas que en la anterior; esto es, sin lugar a dudas, un buen indicador de la implicación de los diversos agentes del municipio en esta iniciativa.  

Partiendo de los resultados del taller inicial, se trabajó sobre diferentes aspectos, como son la definición de una visión general consensuada, los resultados que queremos alcanzar, indicadores que nos permitan comprobar que realmente hemos llegado a cumplirlos y las estrategias indispensables que nos permitan desarrollar las acciones necesarias para tener éxito. Siempre sin olvidar desde donde hemos empezado y cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestras carencias. 

Finalmente evidenciar que queda trabajo por hacer, y que un proceso como del que estamos hablando -de transformación de nuestra ciudad hacia un futuro más sostenible, socialmente responsable y resiliente- implica la participación de todos.  

Referencias: 

  • Blogs [terrassa.cat] 
Categorías: General

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *